Estoy en paz con XHOF 105.7 FM

Viene a mi mente la primera vez que llegue a IMER (Instituto Mexicano de la Radio) en 1995, no pase de la puerta, no me permitieron entrar. Llegaba impulsado por compañeros de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM para que hiciera mi servicio social en la emisora XHOF-FM 105.7FM , habían escuchado por la radio que  estaba por iniciar un nuevo proyecto y buscaban estudiantes de comunicación, mi amigo Víctor hoy mi compadre no dudo en llevarme casi a la fuerza.   No, nos dejaron pasar a las instalaciones, pero me dieron un número de teléfono para hacer una cita, lo hice y llegué días después a un área donde me aplicaron un examen, me hicieron algunas preguntas y decidieron mandarme a 105.7FM donde llegue a contestar teléfonos, no había computadora en la cabina, ni redes sociales, ni plataformas de música, era la radio la que determinaba el rumbo de las cosas musicalmente hablando, sabia llegaba a una emisora que había escuchado como radioescucha siendo un adolecente, sabía era entrar a una radio que apostaba por la música alternativa mexicana, que tenía sus altas y bajas, era una oportunidad dentro de una transición a un nuevo proyecto. 

Solo por tres días conteste llamadas telefonicas, venía con algo de experiencia, había hecho meses atrás radio en la playa Puerto Escondido Oaxaca, tremenda aventura con Virgilio Ruan dando vida a mi primer programa en una FM, creamos “Radio Desastre” con buenas rolas de Reggae, rock anglo y en español. En Pto. Escondido el Lic. Cervantes nos dio tres horas por la tarde al aire de lunes a viernes, escribíamos guiones, armábamos promos en cinta, le entrabamos al noticiero o cubríamos programas de música grupera o romántica cuando un locutor no llegaba.    

Llegando a la Ciudad de México después de esa aventura en las playas y radio de Oaxaca, me metí a castings masivos buscando una oportunidad para ser locutor de 101.7FM Esterero 102 en aquel 1995, quede en primer lugar y con una plaza en Televisa Radio, debo confesar que nunca me sentí cómodo con el formato y a los pocos meses di las gracias ante el asombro de compañeros. Decidí regresar a la Universidad, y es ahí donde mis amigos terminaron llevándome al IMER.

Llegaba a la antesala de Órbita 105.7FM. Aníbal Córdoba el gerente en turno al platicarle sobre mi breve andar radiofonico me daría su confianza, a los pocos días y de contestar teléfonos me fui directo a los estudios a aprender armado de imagen sonora en las máquinas de cinta de carrete abierto de 1/4 de pulgada de 1200 pies.  Fueron días de encontrar en los estudios compañeros que vibraban con la misma intensidad al contar con una oportunidad de hacer producción para una radio de rock, cuando salíamos del IMER nos íbamos directos al Rock Stock, la diabla, la tentación, entre otros antros. Nos íbamos a conocer bandas nacionales, a disfrutar fiesta.  El nacimiento de Órbita fue una apuesta total por la música alternativa en español. Muchos lo celebraron, también hubo una inmensa critica, en ocasiones nos decían “Ahí van los jodidos que les gusta el rock en español”. Trabajamos con una intensidad donde pasaban días y no salíamos de la emisora ahí dormíamos en los estudios. La estación comenzó en tabla de posiciones de emisoras de la Ciudad de México en el lugar 23 de 24, al paso del primer semestre éramos el lugar número cinco de la ciudad. 

Compañeros de 105.7FM se dedicaron a difundir música anglo en géneros como: grunch, brit, new metal rap metal, otros.  No le fui ajeno al anglo, pero lo que me llamo la atención desde mi llegada era la música en español con programas como La Otra Cara del Rock, Top Rock, Solo Rock, El Imeca, Grita, entre otros.  Entendía la falta de documentación sobre nuestra música y simplemente quise sumar mi trabajo al de otros compañeros, es decir hablando de música de mundo iberoamericano al aire. Fueron nueve años, más de dos mil eventos en cobertura. Recuerdo compañeros, cada uno desde su trinchera  ( prensa escrita, tv, revistas, radio )  apostando por nuestra música. 

En el año 2003 me fui de Órbita 105.7FM la estación había crecido de una forma desbordada para ser Radio Pública, reitero fue una década sin “Redes Sociales” no contábamos en el instituto con regulaciones de Mesas Editoriales, defensoría de audiencias, leyes de transparencia, entre otros. Aprovechábamos inteligentemente nuestra oportunidad de ejercer nuestra libertad de expresión al aire. Estoy orgulloso de mis compañeros de aquella época, al pasar el tiempo se hicieron la mayoría gente de peso en el medio. Órbita 105.7FM fue sin duda una gran escuela en todos los sentidos.   

Al año de que me fui de Órbita el proyecto terminó para la llegada de Reactor 105, me mando a llamar Rulo y Marcelo Lara “el Gerente” a la oficina y me invitaron al proyecto, yo iba de salida a USA y recomendé ha querido Miguel Solís con Luis Pérez para que siguieran trabajando con música en nuestro idioma, no les pareció la idea, lo sentían verdes. Les comenté siempre alguien debe darnos una oportunidad. Me fui de México, regresé, pase por la iniciativa privada dándole a Rock en EXA con querido Jessie, me iría a Radio Centro a una de las más grandes experiencias de mi vida y fue compartir cabina con Adolfo Fernández Zepeda y el equipo Universal Estéreo.  Durante todo este tiempo, es decir desde el año 2000 contaba con un proyecto de Radio Por internet donde nos decían compañeros de la industria musical y representantes de marcas comerciales que solamente estábamos perdiendo el tiempo al pensar en que la gente escucharía una radio por internet.  Logramos dos reconocimientos en medios digitales. En el año 2009 perdí el proyecto por registros ante derechos de autor.  Lección de vida, en este medio eso de la amistad va después del negocio. 

Ese mismo 2009 me fui a Europa, a Polonia por una estadía que pensé sería de unos meses, pero se convirtió indefinida, seguí armando programas esporádicos hablando de música de mundo iberoamericano en un blog. Grabé para infinidad de lugares publicidad a distancia aprendiendo a trabajar solo siendo más disciplinado. Me sumergí en una cultura completamente distinta, antes pensaba que New York era lejos, tuve que entender que cruzar el atlántico y llegar a un lugar donde el idioma común era ruso, alemán, polaco era algo completamente diferente fuera del mundo de occidente donde uno al menos escucha el español en cada esquina de USA conviviendo con hermanos del continente. 

Base Varsovia, fue el nombre que decidí para un programa de radio al que me invito Gabriela Morales  en aquel momento gerente de Interferencia 710AM estación de radio en la Ciudad de México dedicada a la difusión de música en nuestro idioma. Gaby me pidió hacer un programa de música en español, le dije que no, que estaba muy lejos de casa como para hacer lo mismo, quería algo distinto, emocionante, mi propuesta fue hablar de música de la Europa del este, fue con este programa donde me di la oportunidad de conocer música de diferentes zonas geográficas, idiomas, géneros.    Regresaba a mi casa IMER, a una AM y eso me hacía feliz, habían pasado nueve años para estar al aire una vez más en la radio pública de México, con un programa desde el otro lado del atlántico.  

Para el 15 de mayo de 2019 sumé un total de 1192 programas ininterrumpidos desde europa de Base Varsovia de ellos 332 para Interferencia 710AM. Del programa 333 al 800 fueron para Reactor 105.7FM Del programa 801 al 1192 fueron hechos en vivo desde la cabina de Reactor 105.7FM.   Logré llegar a 105.7FM mi casa, que en algún momento fue Órbita y ahora con el nombre de Reactor lo hacía con mi programa Base Varsovia y como Gerente de la emisora.

En una visita a CDMX en el mes de marzo de 2017, cuatro días antes de regresar a Europa, de subirme al avión,  me llamaron de la Dirección de Radiodifusoras de IMER y me ofrecieron  la gerencia de 105.7FM Reactor , un consejo editorial (directores de área del instituto) habían revisado mi curriculum dándome una oportunidad. Les comenté debía hacer una llamada a Polonia, el permiso me lo dio mi pareja y mis hijos, era un pendiente de vida que debía resolver, el permiso era total. Tuve adrenalina  ya que era trabajar con una generación completamente nueva, con herramientas distintas para creación y consumo de contenidos no solo de medios convencionales sino también por plataformas digitales donde finalmente la audiencia hizo spray en su consumo.

En estos años, Influencers, youtubers, bloggers, gente de stand up, demasiado anuncia rolas al aire (locutores) son opciones para quienes buscan contenido, en la música se suman plataformas digitales para consumir canciones, se pelea contra la metadata , el podcast, proyectos de radio por internet que generan audio en demanda para ser escuchado en cualquier lugar y momento deseado un programa.   El sentido de la radio lo encontré muy distinto al de mi generación donde solo era la tv, prensa escrita, radio, los principales dueños del balón. 

La primera semana de abril de 2017 revisando documentos de la emisora, dinámicas de trabajo, observando una industria musical en su mayoría sin presupuesto, entendiendo existían cerca de 20 bajas de talento de la emisora en un lapso de tres años, recursos viejos, pasar por filtros de burocracia en cada movimiento de la emisora , entre otros, fue que quise abortar la misión y regresar a Europa. Reflexione por sobre todas las variables que habían existido para llegar a esa gerencia más de una década después, era un compromiso que había adquirido y aceptaba el desafío. 

Más que talento líder de opinión presentía apatía y rebeldía por algunos compañeros de trabajo, por radioescuchas que de forma absurda se sentían invadidos por venir de un equipo distinto a lo que había sido Radioactivo que es la raíz de Reactor.  Cualquier anónimo desde su trinchera de twitter se creía capaz de hacer una mejor radio expresándolo de forma agresiva, pero en su mayoría nunca hablaban del cómo hacerlo, solo era chingar, polarizar, creyendo lograr carnita de tema merecedor de un simple like.   Aquellos que usaron sus redes sociales y mostraron su cara y nombre o hablaron de frente tienen mi respeto eterno aun sin que lográramos coincidir. 

IMER en 2017 era completamente distinto a 1995 o 2004 cuando nace Reactor 105.  En estos días su estructura se basa en la transparencia y rendir cuentas. Se crearon áreas como defensoría de las audiencias, órgano interno de control, se responde a temas IFAI sobre transparencia, entre otros. Durante estos dos años respondí a infinidad de solicitudes sobre todo tipo de cuestionamientos por parte de audiencia a mi equipo y mi persona, respondiendo en tiempo y forma, de lo contrario existen sanciones como servidor público. 

La velocidad en la que algunos compañeros querían que caminara la emisora no era posible en ocasiones por someter cualquier cambio a consulta del Concejo editorial del IMER.  Mi personal punto de vista es que en ocasiones la falta de voluntad de diferentes áreas del instituto frenaban la dinámica de trabajo creativo en una emisora como 105.7FM 

Fueron infinidad de reuniones en mi casa IMER, fuera del instituto para crear confianza con promotores que habían dejado de apostar por Reactor, poco a poco regresamos a las calles, a coberturas, retomamos sesiones con público en nuestros estudios y transmisión de audio e imagen a través de plataformas digitales.  Fueron dos aniversarios durante mi administración donde transmitimos desde Palacio de los deportes, Zócalo de la Ciudad de México, Palacio de Bellas Artes, Foro Sol, nuestros estudios A, B y cabina conciertos simultáneos cada hora. Nos tocó un temblor que nos sacó del aire durante casi dos semanas, un rayo que cayó en nuestra antena que casi nos saca del aire por meses, un proceso electoral para un nuevo presidente con miles de spots, una transición esperando un nuevo equipo de dirección en el instituto.  Todo esto es un breve resumen creo que jamás había firmado tantos papeles, es una adrenalina y un aprendizaje sobre lo que existe detrás de la radio, detrás de ser un locutor, cosas que no imaginaba y que día a día era aprendizaje. 

Un puesto en radio pública es efímero. Para un servidor como Gerente concluyó dos años después, ante la llegada de una nueva dirección que de voz únicamente me dijo no era de interés mi proyecto y eso bastaba para que me fuera. Con el aire de 105.7FM estoy en paz, ni me debe ni le debo, estamos en paz. Con la estructura burocrática y sus formas creo que llevará tiempo. 

Aquí es el momento de dar las Gracias …. A todo un equipo por supuesto a IMER, su gente noble que con amor hace que camine un lugar carente ya de recursos básicos.  Logramos hacer streaming en redes gracias al equipo de Jorge Baca, contamos con imagen de diseño gracias a Kevin y Jonathan que desinteresadamente lo hicieron sin pedir nada, logramos salir a las calles con ayuda de mi querido Juan Pablo, Radik diseñaría para la estación.    Rich Solís fue el primero que invite al proyecto como productor, eres un chingon Mishkie!  Padawan se integraría más adelante a la misma área.  

Brenda, Zaira, Alejandra, le entraron a la producción de campo y lo que se presentara, recuerdo cuando conocí a Ale en Ruido Blanco resolviendo toda clase de problemas técnicos, cuando pregunté sobre la persona más atrevida en la carrera de comunicación en la UAM, me presentarían a Zaira, cuando platiqué con Brenda sobre sus sueños y entendí debía ayudarla.  

Liliana Estrada, quedé impactado con tu trabajo desde que te conocí y por tu corta edad. A Orlando lo escuche en una radio por internet, lo llame, a Miguel Miranda lo conocí en la oficina solicitando servicio social, quería micrófono, ya hasta demo cargaba de Ruidorama, entendí el chamaco era futuro, jamás te subas en un ladrillo.  Olivia es mi horror amor donde tuvimos que aprender en momentos muy duros sobresaliendo el amor, lo digo muy en serio. 

Rocker, Tony, es lo que me había dejado el tiempo de Reactor de otras administraciones , lo mismo Warpig un dolor de webos el arranque con esa personalidad de crear carnita, finalmente existe un respeto, gracias War por compartir todo . Natalia, con el programa que escuchaba desde europa, esa búsqueda de iluminación musical donde es tan fácil perderse, agradezco tu breve apoyo en la programación musical de la emisora, tres pesitos y menos risas sobre la escena nacional no caerían mal jamás. María es puro aprendizaje a diario, beso flaca. 

Clauzzen, Reverendo, Robin, Sarquiz, Gloria, Diego, Zopy, Joshua, Itzel, Tiooooo Jinete, Renegado, Douglas, Chuk, Vince, Amed, David, Paella, Villanueva, Bety, Campita Rock …. respeto total son unos chingones en cualquier etapa, dimensión de la radio 

Montse Petri, Saúl, Emanuel, no lo dude en ningún momento, crecerán, sean fieles y disciplinados a sus sueños. Blancs, pelitos, Cristian, George, Sergio, Govea, son un punto y aparte. ¡Gracias! 

En mi periodo gerencial salieron querida Ingrid por recibir un mejor sueldo con sus amigos, eso me afirmaste en oficina, el karma es otra cosa =)   El chillón de “patas” le di las gracias, me aventaría toda su caballería de twitts, y seguro vienen again …  ja! le va chingón en Convoy,  reconozco tu trayectoria, lo sabes.  Mario, me quedo con esas platicas en el vagón del metro, me quedo admirando tu trabajo como ilustrador, querido conejo Margie algún día nos daremos una merecida platica, pienso en ti cuando te vi trabajar en VL,  de Carlos no sé nada, seguro te encontrare en una cabina y nos emocionaremos con alguna historia de música queriendo hacerla audio, dejando atrás esto.    Un placer haber sido parte de mi equipo, del sartén caliente que finalmente me toco sujetarlo. 

Lamento no haber contestado mensajes en redes sociales, algunos nunca entendieron mis redes sociales no eran un escritorio público .  Los que usaron medios oficiales para cuestionamientos sobre la emisora, todo se contestó en tiempo y forma para no ser sancionado como servidor público. Sigan usando el medio y ahora el programa de Defensoría de las Audiencias de los miércoles a nivel nacional en IMER  para sus interrogantes. Reactor pertenece a una radio pública que se debe al servicio, se debe a ofrecer contenidos que nos fortalezcan como sociedad.  

Reactor,  no debe ser solo escaparate de festivales de moda, ni  fotos selfi de status. la emisora hoy debe lograr convivir con nuevas herramientas de difusión como son las redes sociales y la radio debe seguir siendo radio, es decir contar historias.  La vida de un contenido aire debe tener vida para consumo en plataformas digitales, el IMER no se puede atrasar más, nos sorprendemos y alabamos cuando gente de radios de otros países viene a CDMX, está bien, son referentes. Pero estudios de grabación, potencia en señal, posibilidades, son superiores en IMER. Se debe de trabajar no solo por amor, se debe ofrecer mejores condiciones laborales asegurando como mínimo una seguridad social. 

Gracias a la audiencia, directivos, promotores,  IP, agencias, MUSICOS, personal de IMER,  por estos dos años de aventura como Gerente …. 105.7FM  debe seguir siendo una trinchera de tribus urbanas y géneros de música, es lo que ha sido desde el siglo XX . Una plataforma de contracultura donde deberían de existir aún más proyectos como 105.7FM dentro de una mega urbe como CDMX 

He cerrado un ciclo, hecho realidad un sueño profesional que comenzó sin que me abrieran la puerta del IMER en 1995  … ja!   Me regreso a Europa con quienes me dieron esta oportunidad para haber otorgado mi mejor esfuerzo profesional en un lugar que ame. Seguiré soñando en radio, escribiendo guiones, contando y construyendo paisajes sonoros, es tiempo por ahorita de un descanso, reflexiono y no he parado de estar en cabinas por lo menos en los últimos 24 años, el trabajo agradezco a la vida ha sido ininterrumpido.  

La raíz de esta frecuencia XHOF-FM 105.7FM es tan grande que solo cosas buenas pueden venir, es lo que deseo.  ¡Éxito para TODOS!   Nos encontraremos en algún lugar de la radio.